Archivos de la categoría candidatos

Consejos para conseguir un ascenso

En un mercado laboral que ofrece pocas ofertas de empleo, muchos de los profesionales apuestan por desarrollar su carrera profesional dentro de su propia empresa. Insatisfacción con el actual puesto de trabajo, la inquietud por desarrollarse profesionalmente, la ambición de tener más responsabilidades, sentirse más valorado y mejor remunerado, son algunos de los incentivos impulsadores para los que quieren ascender en la empresa y ocupar cargos más relevantes.

Pero las oportunidades de ascenso apenas ocurren por si mismas. Para empezar a subir  en la jerarquía de la compañía es necesario un esfuerzo coherente y una actitud adecuada a lo largo del tiempo.
En primer lugar, está bien hacer un pequeño análisis de la situación actual, y plantearse unas preguntas, como por ejemplo: ¿en qué punto te encuentras actualmente? ¿por qué estás ahí? ¿A dónde quieres llegar? ¿hay alguna debilidad que necesitas superar antes de la próxima promoción?

Dedica un tiempo a identificar las habilidades que consideras fundamentales para el puesto que deseas ocupar y sé sistemático en aprenderlas. Una buena manera para conseguirlo, es buscar nuevas responsabilidades. Mostrar la voluntad de crecer y aceptar nuevos retos aumenta tu valor dentro de la organización. Estar dispuesto a asumir nuevos roles y expresar interés en participar por ejemplo en los proyectos temporales, pone de relieve tu valor como empleado. Para atraer nuevas oportunidades no tienes más remedio que salir de tu zona de confort, aceptar los nuevos desafíos y  adecuar tus acciones a fin de mejorar tu rendimiento.

Has pensado alguna vez ¿a qué quieres que se asocie tu nombre? ¿Estás trabajando para construir una imagen y una reputación de trabajador de calidad, responsable y dedicado a su trabajo?
Cuando te ganes la reputación de un excelente trabajador, todo el mundo te querrá en su equipo. Alguien así, es el óptimo candidato para una promoción.
La clave es dar lo máximo de ti mismo, y darlo aquí y ahora, en las tareas y proyectos actuales. Pero eso si, deberías mirar mas allá y si quieres subir al puesto de un nivel más alto, empieza a hacerte cargo de algunas tareas de ese nivel. Esto te permitirá demostrar que ya eres capaz de estar en ese puesto.

Si estás haciendo un buen trabajo, pero pasas desapercibido, puede que pierdas oportunidades de  ascenso. Mantén un buen contacto con tu jefe y asegúrate de que se entere de tus logros y que conozca el valor de tu trabajo. Pero sé profesional y considera formas sutiles de demostrar tu valor en la empresa.
Sé visible y no tengas miedo de mostrar tu creatividad. Haz sugerencias positivas y constructivas de cómo se podrían hacer mejor las cosas. Muestra tu iniciativa y entusiasmo y haz que tu voz se escuche!

En un mundo ideal, los ascensos se basarían únicamente en los méritos. Sin embargo, en la realidad de la oficina, las políticas a menudo desempeñan un papel importante en la toma de decisiones organizativas. Muchas personas que son técnicamente excelentes y expertos en la gestión de sus tareas no consiguen ascensos porque carecen de habilidades sociales. Sé consciente de cómo eres percibido. No es una cuestión de popularidad; más bien se trata de una buena comunicación, fiabilidad y asertividad. Desarrolla y usa tus habilidades sociales. Se amable y colabora con tus compañeros de trabajo, actúa de manera profesional en todo momento. Comparte los éxitos con los miembros de tu equipo y ante un resultado peor de lo esperado, evita echar la culpa a nadie. Al ser un jugador de equipo, construyes tu reputación y aumentas tu valor en la organización.

Cosas que nunca debes hacer durante una entrevista de trabajo

Una entrevista de trabajo es normalmente la única oportunidad que vas a tener para impresionar a tu entrevistador, así que merece la pena un poco de preparación y trabajo previo para evitar los errores más comunes que suelen cometer los candidatos.

¿A qué se dedica su empresa?
Lo peor que puedes hacer es venir sin preparación. La mayoría de los candidatos tiene varios días para prepararse para una entrevista. Esto es tiempo suficiente para aprender todo lo que puedas sobre la empresa y  sobre el puesto al cual estás aplicando. Basta con una simple búsqueda en Google para averiguar un poco acerca de la historia de la compañía, su estructura, proyectos, objetivos, etc.

Por otra parte, te resultará útil hacer un repaso de las fechas y hechos de tu CV. Piensa en qué contestaras si te preguntaran sobre tus habilidades y tus aspiraciones profesionales para poder poner énfasis en las que mejor se ajustan a la descripción del puesto de trabajo. Tener claras las fechas y otros datos de tu CV no sólo reducirá tu ansiedad frente a la entrevista, también mostrará a los seleccionadores que has hecho tus deberes.

¿Cuánto me vais a pagar?
Tu entrevista inicial con una empresa no debería ser acerca de lo que la empresa puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer para la empresa. Lo cual significa que no es el momento de preguntas acerca del salario, vacaciones u otros beneficios. En cambio, es el momento para destacar tus habilidades, talentos y explicar el cómo puedes contribuir a la empresa. Muestra tu interés en el trabajo y en tus futuras responsabilidades, y las preguntas sobre el salario y beneficios, mejor guárdalas hasta la segunda entrevista o hasta que el entrevistador abre el tema.

Es que yo no tengo ninguna pega
Cuando te piden que detalles algunas de tus debilidades, no digas que trabajas demasiado duro. Del mismo modo, no digas que no tienes ninguna debilidad, porque eso simplemente no funciona. Mejor se honesto y proporciona alguna debilidad tuya que puede ser mejorada, pero a la vez, que no sea carencia de alguna habilidad imprescindible para desarrollar el trabajo en cuestión. Al mismo tiempo demuestra que estás trabajando para superarla.

Mi último jefe era inaguantable
No hables mal de tus jefes, nunca. Criticando a tu ex jefe o a la empresa anterior señala a los reclutadores que con mucha probabilidad harás lo mismo cuando te vayas de su empresa. En su lugar, puedes explicar que tenías una diferencias de opiniones con tu antiguo empleador acerca de estrategia de la empresa o estilo de trabajo. Del mismo modo, no culpes a tus compañeros por los problemas en tu empleo anterior porque puedes dar la sensación que eres de aquellas personas que echan siempre la culpa de sus problemas a los demás y no son capaces de buscar soluciones. Trata de no hablar demasiado sobre ese tema, responde de una manera profesional y breve.

No tengo preguntas
Tu potencial empleador quiere saber si estás interesado/a en el trabajo y cuando dices que no tienes ninguna pregunta, le das a entender que no tienes mucho interés ni en el puesto ni en la empresa, vamos, que no te importa. Cuando investigas acerca de la compañía antes de la entrevista, conviene preparar en al menos tres preguntas sobre la propia empresa  para poder plantearlas durante la entrevista.

Es que lo estoy pasando mal
El entrevistador probablemente te pedirá que le hables un poco acerca de ti, pero no le cuentes la historia de tu vida, no hables de tus problemas personales, nadie quiere saber si estás pasando una mala racha. Mantén tus respuestas concisas y céntrate en aspectos de tu educación, experiencias de trabajo anteriores. Puedes también mencionar algún hobby tuyo o algún trabajo voluntario que has hecho, si son relevantes al puesto que quieres desarrollar.

Llego tarde porque había un atasco
La primera impresión será muy difícil de borrar, es por esto que debes ser puntual, y si es posible, acudir al lugar de la cita cinco o diez minutos antes. La empresa quiere contratar a la mejor persona para representar su negocio, alguien comprometido, responsable y con ganas de trabajar. Si llegas tarde puede parecer que el trabajo que te ofrecen no te importa lo suficiente como para hacer ese esfuerzo o que estás mal organizado/a.

Y por último, no mientas. Simplemente no lo hagas, porque tarde o temprano averiguaran la verdad, hoy el día no es tan difícil verificar los datos de tu CV.

Las habilidades más buscadas por las empresas

Cada empresa busca candidatos con un conjunto específico de habilidades que coinciden con los requisitos necesarios para realizar un trabajo determinado. Pero más allá de estas habilidades técnicas específicas del trabajo, hay ciertas habilidades universales muy valiosas, las llamadas soft skills o habilidades blandas.
Hoy en día, estas  aptitudes están desplazando habilidades duras como los factores preferidos para tomar una decisión a la hora de evaluar a candidatos a un puesto de trabajo.

¿Y cuáles son las habilidades que mejoran nuestra empleabilidad?

En primer lugar destacan unas excelentes habilidades comunicativas, son las más demandadas. Una comunicación exitosa es fundamental en los negocios y la capacidad de escuchar, escribir y hablar con eficacia es la habilidad más frecuentemente mencionada por los empleadores, especialmente en los puestos de trabajo donde se necesita  una interacción frecuente con clientes o en caso de puestos de mandos intermedios y altos.

La flexibilidad es otra habilidad importante. El cambio es un elemento clave en el mundo de los negocios y en ese entorno se aprecian trabajadores que rápidamente pueden adaptarse a las nuevas situaciones  y suficientemente flexibles para hacer frente al cambio. Se valoran cada vez más a los empleados abiertos a nuevas ideas y conceptos,  con capacidad de priorizar de forma efectiva,  llevar varios proyectos simultáneos y los que son ‘resilientes’.

Como la mayoría de los puestos  implican trabajar en equipo, resulta muy importante tener la capacidad para relacionarse con los compañeros mientras aportamos lo mejor de nosotros mismos para lograr el objetivo común.  Las empresas quieren personas que destaquen en la consolidación de las buenas relaciones con los compañeros, que disfruten del trabajo en equipo y quienes tengan espíritu de colaboración.

Los responsables de reclutamiento buscan gente creativa y con iniciativa. Personas que tienen la confianza y la credibilidad para desafiar y proponer nuevas formas de trabajo  y la capacidad para resolver problemas, utilizar el ingenio para superar las dificultades y para investigar y aplicar soluciones. Tienden a valorar candidatos dispuestos ir más allá de las expectativas en sus tareas, proyectos o descripción del puesto, sin que se les haya pedido y aceptando responsabilidades adicionales, los que intentan minimizar posibles problemas anticipándose y preparándose de antemano ante posibles fallos.

También se considera importante mostrar confianza en sí mismo. Los departamentos de recursos humanos quieren contratar gente convencida de sus propias capacidades para afrontar desafíos y superar obstáculos y para tomar sus propias decisiones.

Otra competencia habitualmente buscada por las organizaciones es la voluntad de aprender. No importa  la edad ni la experiencia, los puestos de trabajo están constantemente cambiando y evolucionando, y hay que mostrar una determinación constante a  crecer y aprender más. Los reclutadores optan por candidatos que aprenden rápidamente y que buscan oportunidades y nuevas experiencias para mejorar continuamente.

Pero, ante todo, hay que recordar que lo más importante es mantener una actitud positiva y mostrar el entusiasmo por el trabajo al que estás optando. Se trata de la primera impresión que vas a dar a la persona de selección a la hora de la entrevista. Es esencial mostrar el interés, energía y el nivel de identificación con la empresa.  La motivación y la actitud positiva son esenciales para alcanzar un éxito en la vida laboral. La mayoría de los fracasos en procesos de selección es causada por una actitud inadecuada del candidato.

Cómo reducir el estrés en el trabajo

Qué difícil resulta muchas veces controlar el estrés y lidiar con la presión generada. Mientras que las dosis pequeñas de estrés en el trabajo pueden ser beneficiosas, su exceso  puede interferir con la productividad y perjudicar nuestra salud física y emocional. La capacidad de manejarlo no sólo puede mejorar nuestra salud, sino que también puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso en el trabajo.

Hay muchas cosas que podemos hacer para no dejar que el estrés invade nuestras vidas causando agotamiento y el sentido de falta de control. La desorganización suele causar una gran cantidad de estrés en el trabajo. Podemos hacer que nuestras vidas sean más fáciles y tranquilas, sobre todo si nos organizamos de una manera mejor. Hacer listas de tareas nos ayudara mantener un control sobre nuestros asuntos pendientes.

Si tenemos en nuestra agenda algo especialmente desagradable por hacer, lo mejor es hacerlo primero. A veces estamos tentados a empezar el trabajo con tareas fáciles para tener un sentido de logro, pero la verdad es que esta conducta nos crea aún más tensión cuando después nos falta tiempo para los asuntos importantes. Dejar de posponer, planear bien el tiempo y quitar las tareas de la agenda lo antes posible, es la única manera de evitar que el trabajo se acumule y nuestro estrés aumente. Enfoca tu vista en los puntos de alta prioridad y deja las tareas que no son realmente importantes en la parte inferior de tu lista o elimínalos por completo.

También será de gran ayuda aprender a eliminar o disminuir las interrupciones. Selecciona una hora del día en que devuelves las llamadas telefónicas, leas y respondas a los correos electrónicos. Aprende a ser asertivo y no le des a la gente tu atención al instante a menos que sea absolutamente necesario. Simplifica tu trabajo. Busca maneras de hacer las tareas de forma más ágil y simple. Pero al estructurar nuestra agenda, está bien contar también con la posibilidad de algún imprevisto que puede ocurrir y asegurarnos que tenemos un margen de tiempo para ocuparnos de ello.

A veces nos preocupamos demasiado por las cosas pequeñas. Hay que darnos cuenta de que hay cosas por las que simplemente no vale la pena preocuparse y otras que no se pueden cambiar. No pierdas el tiempo tratando de controlarlo todo, mejor céntrate en cosas que puedes controlar, como la forma en que reaccionas a los problemas.

Resiste el perfeccionismo. Recuerda que lo perfecto es enemigo de lo bueno. No hay situaciones o decisiones perfectas así que tratar de alcanzar la perfección en todo, simplemente añadirá un estrés innecesario a nuestro día. Por supuesto hay que tratar de hacer lo mejor posible, pero estableciendo al mismo tiempo unas metas realistas.

Os habéis dado cuenta ¿qué diferencia puede hacer salir más temprano por la mañana? Incluso 10-15 minutos pueden hacer la diferencia entre correr frenéticamente al escritorio y tener tiempo para empezar tranquilamente el día. Intenta estar pronto en el trabajo y una vez trabajando, toma pequeños descansos incluso si son solo cinco minutos. Aléjate de tu escritorio, da un paseo, relájate y respira profundamente.

No te olvides de lo físico. Aliméntate bien y duerme lo suficiente. Haz deporte. El ejercicio reduce el estrés, además, una persona más en forma está mejor equipada para manejar el estrés. La falta de sueño nos puede dejar vulnerable. Cuando estamos bien descansados, es mucho más fácil mantener el equilibrio emocional y trabajar de manera mas rápida y eficiente.

Como no pasar desapercibido en los procesos de selección

En los últimos años la búsqueda de empleo se ha vuelto una tarea bastante difícil. La competencia es cada vez más intensa, más y más personas tienen una educación superior, las diferentes generaciones de trabajadores compiten por el mismo trabajo a nivel mundial y la crisis económica parece no tener un fin.

Buscar empleo significa enfrentarse a  cientos de posibles candidatos y si no sabes hacerlo bien, tu solicitud puede pasar desapercibida en la marea de CVs por la simple razón de que el promedio reclutador gasta menos de treinta segundos en cada CV recibido. Para que te inviten a una entrevista, los departamentos de contratación necesitan tener claro que tienes lo que ellos buscan y seguro que se fijaran en ti más fácilmente si personalizas tu currículum para cada puesto de trabajo.
La regla número 1 para que tu CV destaque, es hacer la vida del reclutador lo más fácil posible. Tu CV debe mostrar de forma clara que tienes las habilidades, experiencia y motivación para el puesto X en la empresa Y. Debe estar diseñado de manera que alguien mirándolo por encima, en 3-4 segundos, pueda encontrar suficiente información relevante y querer  seguir leyendo.

Para personalizar tu CV al puesto concreto, revisa la descripción del trabajo y averigua los datos básicos sobre la empresa que quieres que te contrate. A continuación, crea una nueva versión del Currículum destacando en que manera tu perfil se ajusta a las necesidades de la empresa de tu interés.
Comunica los resultados y tus logros reales en lugar de simplemente hacer una lista de tareas que llevaste en tus trabajos anteriores.

Elige un tipo de CV que presentará tu carrera de mejor manera: un CV cronológico, funcional, mixto, etc.  A veces puede ser una buena idea enviar un currículum que incluye un “objetivo” que se relaciona con la posición que estás buscando, así como un resumen de tus destrezas y habilidades para destacar tus puntos fuertes. Y si aplicas a un puesto creativo, se creativo en tu currículum.

Proporciona algún tipo de carta de presentación breve y específica, donde explicas cómo, en particular, tú serás una persona perfecta para la empresa. Pero ojo, antes de enviar un documento genérico de carta de presentación, es mejor enviar solo el CV.

Por lo último, no te olvides de mantener un perfil  profesional en las redes sociales  para tener más visibilidad y facilitar a los reclutadores el contacto contigo. Las redes sociales son cada vez más  usadas como el primer punto de búsqueda de los candidatos y tener una conexión personal con el reclutador aumenta la posibilidad que se acuerde de ti.

Share



¿Tienes ya tu elevator pitch preparado?

¿Elevator qué?

El elevator pitch, conocido también como el discurso del ascensor,  es una corta introducción (15-30 segundos, 150 palabras) que brindas a una persona que acabas de conocer. Su propósito es causar una duradera primera impresión, mostrar tu profesionalidad y presentar los beneficios que proporcionas con tus servicios.

Los elevator pitch están destinados a encuentros breves pero ¡no son sólo para los ascensores! Puedes utilizarlo siempre para presentarte a un nuevo contacto, cuando ves un momento oportuno. Y si quieres construir una red de contactos con éxito, lo necesitaras!

Si estas planeando asistir a una feria de empleo, evento de networking, o una reunión social, y si al mismo tiempo buscas trabajo – una presentación efectiva te ayudará a contar tu historia de una manera concisa e interesante. Lo que tienes que incluir en tu discurso es explicar: ¿Quién eres?, ¿qué estás buscando? y ¿por qué?.

Cómo preparar un elevator pitch de éxito

En primer lugar, y lo más importante, es pensar en términos de los beneficios que puedes brindar como un profesional. Entonces, piensa en cómo tu potencial contratante / cliente puede beneficiarse de servicios o características que proporcionas. Recuerda que la gente se interesará más por ti si les explicas cómo puedes ayudarles en su negocio, en vez de contarles lo bueno que eres tú. En vez de hablar solo de ti, enfoca tu “elevator pitch” a lo que quiere oír tu interlocutor.

Tu “elevator pitch” debe ser natural y conversacional. Practica tu discurso frente al espejo o con tus amigos, grábalo y comprueba si transmite confianza, sinceridad, y si es atractivo. Crea una frase que atraerá la atención del oyente, procura que tenga un anzuelo para que la persona quiera conocerte más. Se trata de interesar, por lo que debes determinar previamente cuáles son tus principales fortalezas, qué es lo que te hace diferente.

No utilices palabras muy técnicas, para ser bien entendido utiliza un lenguaje profesional pero simple, especialmente si tu interlocutor no es un experto en tu materia. Y ten cuidado para no aburrir con datos o hechos innecesarios. Acuerda que tienes poco tiempo, y los detalles se los puedes contar una vez consigues el interés de la otra persona.

Puedes tener varios discursos preparados y dependiendo de la conversación determinaras cual utilizar. En algunos casos vas a ver que tu discurso debería ser algo más general, en otros vas a poder concentrarte directamente en tu trabajo.

El secreto de una buena presentación es saber siempre lo que quieres vender de ti mismo. Eso te ayudará a conseguir tu objetivo que es enganchar a tu interlocutor en la conversación. Para ello el elevator pitch que preparas tiene que  ser conciso y claro para entregar un mensaje que deje huella y que te ayude a conseguir el propósito que tenias en mente.

G.P.

Share

Ser – Hacer – Tener

 Evento Pink Slip Party. 13 de junio de 2011

Conferencia de José Ballesteros de la Puerta, Fundador de VESP®, empresa especializada en comunicación, desarrollo personal, liderazgo y ventas.

“Hay que buscar trabajo, porque trabajo hay, lo que no hay es empleo. Pero trabajando encontrarás empleo o más trabajo”.

Con esta frase, José nos quiere hacer ver que no vemos las oportunidades que se nos ofrecen al estar desempleados, tenemos tiempo de parar y ver lo que realmente nos gusta, incluso pensar en aquello que haríamos “sin cobrar”.  Por eso es interesante buscar nuevas oportunidades creando negocios, especialmente en red, que requieren de pequeñas inversiones o buscar para dedicarte a lo que realmente te gusta.

Normalmente vemos las cosas desde una única perspectiva negativa. También nos quedamos en la “zona cómoda”, y no nos movemos. Los cambios a corto plazo producen dolor, pero con el tiempo siempre son placenteros. Hay que huir de la comodidad.

La oportunidad está ahí y José celebra dos cumpleaños: el día de su nacimiento y el día en el que le despidieron, ya que le dieron la oportunidad de cambiar de vida.

Share



La construcción de la marca personal online: contenidos, personas y redes

En una época en la que hablamos mucho de perfiles en redes sociales , de visibilidad online y en la que los responsables de recursos humanos buscan a los candidatos en Google, es importante tener una presencia relevante en Internet. Es el perfil público online el que debe ser suficientemente atractivo como para captar la atención de los reclutadores. Existe una variedad de posibilidades para conseguir visibilidad y construir la marca personal online.  Entre ellas, la creación de contenido a través de la publicación de artículos es una de las más eficientes. De hecho, publicar artículos y compartirlos en Internet representa un valor añadido en un curriculum y permite posicionarse en los buscadores. ¿Porqué es beneficiosa la creación de contenido en Internet de cara a construir su marca personal online? ¿Con quién se debe compartir? ¿Y dónde? Veamos maneras eficientes de destacar en Internet.

La publicación de artículos como manera más eficiente de crear contenido

La creación de contenido relevante online pone de relieve una serie de cualidades en el candidato a un empleo. Demuestra destreza en el manejo de herramientas online así como en la capacidad de expresarse correctamente (redacción, sintaxis, ortografía), de hablar sobre un tema y de compartir. Con vistas a fomentar su marca personal online, será muy conveniente compartir información sobre su área de especialización. La experiencia, las ideas, las buenas prácticas, reflexiones, las presentaciones, estudios, fotografías o creaciones, son tantas materias y oportunidades que bien utilizadas pueden valer para darse a conocer. La publicación periódica de artículos relevantes en un blog o plataforma de publicación de artículos (p.ej. www.suite101.net) debe mostrar que uno conoce el ámbito en el que se mueve o en el que quiere trabajar y hacer que la gente le conozca como tal. Con este proceso, ya está creando su marca personal online y fomenta el boca-oreja acerca de su perfil.

Compartir contenidos con las personas adecuadas

La creación de contenido relevante es una manera muy eficaz de tener voz en Internet y ayuda a construir una marca personal. Sin embargo si no se comparte con nadie pues no merece el esfuerzo. Uno debe conseguir que su contenido llegue a las personas interesadas en conocerlo y en opinar sobre ello. El tema de las comunidades online es muy importante porque es a través de ellas que uno va a poder compartir y participar activamente. Se trata de convertirse en una persona relevante y de interés en su área de especialización.
Entonces, el primer paso será de identificar personas con inquietudes, aficiones o áreas de especialización iguales a las suyas. ¿Dónde? En páginas de fan de Facebook, en foros, en comentarios de blogs, en Twitter, en webs de noticias, en grupos profesionales por área de especialización como los hay en LinkedIn, en grupos de Vimeo o de Flickr… Una vez tenga a estas personas identificadas, tiene que entrar en contacto con ellas. No se trata de hacer SPAM sino más bien de presentarse, ayudar, aportar su parte de conocimiento y sus ganas de compartir. En este momento puede empezar a compartir el contenido que ha publicado en Internet.

Los perfiles 2.0 importantes para construir marca personal online

Publicar artículos, crear contenido relevante y compartirlo con gente que tiene los mismos intereses que nosotros permite afincarse a una comunidad online y construir su marca personal online. Sin embargo tiene que pensar también en la gente que busca en Internet. Entre ellos están los reclutadores, responsables de recursos humanos, head hunters y ¡otros cazatalentos! Tienen que encontrarle a través de su área de especialización, por recomendación o por su nombre. Para aumentar las posibilidades de que le encuentren, es imprescindible elegir las herramientas más adecuadas para generar y desarrollar un posicionamiento de marca personal.

Un blog
Es el perfil de más importancia para la construcción de su marca personal online dado que es donde puede compartir con el máximo número de detalles sus conocimientos. Unos optan por tener un blog en Blogger o WordPress, otros optan por plataformas de publicación optimizadas como Suite101. Esta última teniendo la ventaja de ofrecer directamente una alta visibilidad de su perfil en Internet, una comunidad de gente con intereses afines, formación continua en buscadores y redes sociales así como el asesoramiento de un equipo editorial profesional.

Un portfolio
Flickr, Youtube, Vimeo, Myspace son webs en las que puede dar a conocer sus trabajos creativos de imágenes, sonidos, actuaciones.

Un perfil en red profesional
En LinkedIn, Viadeo, Xing… Es muy importante porque es donde va a tener su curriculum online y construir su red de relaciones profesionales.

Un perfil de microblogging
Twitter. No es imprescindible pero demuestra un interés cierto por compartir información en tiempo real con un círculo más o menos amplio de personas.

Un perfil de red más “amigable”
Es difícil escapar a Facebook con sus más de 500 millones de miembros en el mundo. Sin embargo tenga cuidado con la información que comparte, algunas personas han sido despedidas por no cuidar su reputación virtual en esta red (fotos, comentarios, etc.).

Valentin Vivier

Share



Cómo usar las redes sociales para encontrar empleo

Este lunes participamos de nuevo en el evento Pink Slip Party. Los cuatro ponentes de la mesa redonda: Javier Sevilla de Jobssy, Jaime Barreda de Foremad, Maximilien de Coster de Ticjob y Javier Solueta de Buscojobs España, nos hablaron sobre “Cómo usar las redes sociales para encontrar empleo”. Nos quedamos con las siguientes reflexiones:

Las redes sociales, entre ellos principalmente LinkedIn, Xing, Twitter o Facebook se han convertido en unas herramientas imprescindibles a la hora de buscar trabajo. Estas redes nos brindan una excelente alternativa para mejorar los contactos y estar visible para los demás. A través de ellas podemos acceder a las personas que nos pueden ayudar conseguir un empleo.

Varias investigaciones muestran que la manera más frecuente de conseguir empleo es a través de contactos personales. Esto no necesariamente significa un “enchufe”, también significa  networking o, en otras palabras, el establecimiento de contactos profesionales. Para hacer un buen networking, tenemos que tomar la iniciativa nosotros mismos, saber lo que hacemos bien y saber demostrarlo. Tenemos que salir de nuestra zona de confort y contactar con los reclutadores, mostrándoles lo que sabemos hacer bien, nuestra experiencia, nuestro conocimiento y nuestro compromiso.  Hay que ser persistentes y dedicar tiempo y esfuerzo para conseguirlo.

No podemos olvidarnos que todo lo que hacemos en Internet deja su huella. Por lo tanto es importante cuidar nuestra reputación online, asegurándonos de que todo aquello que publiquemos y comentemos, y nuestras interacciones con los demás en la red, dejen una buena imagen sobre nosotros. diferenciar entre público y privado.

Pero antes de empezar nuestra aventura en las redes, debemos preparar nuestro plan de carrera. Buscar empleo no consiste en contestar a cualquier oferta que vemos, primero hay que reflexionar sobre nuestras capacidades y experiencia que tenemos. Los reclutadores confirman que en muchos casos los candidatos consideran que la mejor estrategia para encontrar trabajo es enviar el CV a todas ofertas que encuentren, algunos ni siquiera leen las ofertas a las que aplican. Además, no presentan la actitud adecuada a la hora de entrevista, no demuestran ningún interés por el puesto. Esto es un error muy grave y descarta automáticamente la candidatura.

Tenemos que ser conscientes que solo con tener presencia en la red no encontraremos trabajo, tenemos que elaborar una estrategia que nos ayudará en la búsqueda. Antes de empezar, hay que preguntarnos a nosotros mismos que es lo que nos interesa y que nos haría sentir realizados, investigar en que empresas podría estar el trabajo que nos gusta. Y entonces localizar las personas que nos podrían ayudar a conseguir este trabajo.

Todavía muy poca gente utiliza las redes profesionales, lo que, a fecha de hoy, nos puede servir como un valor diferencial respecto al resto de candidatos y facilitar darnos a conocer . Pero eso sí, debemos utilizarlas en combinación con los métodos tradicionales, y no de forma exclusiva. Las redes sociales amplían nuestras oportunidades de encontrar trabajo, adecuadamente usadas y  combinadas con otros métodos solo pueden darnos buenos resultados y buenas noticias.

Felicidades a los organizadores de Pink Slip Party quienes desde ya un año organizan cada mes eventos para activar la búsqueda de empleo.
Os deseamos aún más éxitos en este gran proyecto.

G.P.

Share



Eventos de networking, como una herramienta para encontrar empleo

Hay diversas formas de buscar trabajo: por internet, en la prensa o por contactos personales, e independientemente de la que elijas, todas ellas tienen una cosa en común, tus opciones pasan a depender de tu CV. Lo más común es enviar tu CV para aplicar por un puesto y esperar a que te llamen. De modo que, solo de ese documento dependen tus oportunidades para conseguir una entrevista.
Acudir a eventos de networking o ferias de empleo te da una ventaja  – puedes reunirte con los responsables de selección  a quienes no podrías acceder en otras circunstancias y darte a conocer en persona.

Para aprovechar al cien por cien las oportunidades que el evento brinda es aconsejable que te prepares bien y con anticipación.
Sobretodo reflexiona sobre tu marca personal. Primero pregúntate si:  ¿Vas vestido adecuadamente? ¿Estás consciente de tu postura, y tu lenguaje corporal? ¿Das la impresión de una persona organizada y un profesional? ¿Transmites el mensaje que quieres de forma correcta?

En relación a esto último, prepara una buena auto-presentación de 30 segundos (elevator pitch) para poder transmitir de una forma breve lo que estás haciendo actualmente, lo que has hecho, y lo que esperas hacer en el futuro. Piensa en las cosas más importantes que deseas comunicar, resume tus habilidades y experiencias. Estate preparado para hablar sobre tus metas profesionales, el lugar en donde te gustaría trabajar, lo que te gustaría hacer, etc., para poder expandir tu presentación si tienes la oportunidad.
Se abierto y no tengas miedo de hablar con los demás y no te limites a conversar solo con los reclutadores – nunca se sabe quién podrá ayudarte con tu búsqueda de empleo.

Revisa tu CV y pon junto con tu información de contacto tu perfil de LinkedIn. Hoy en día es vital. Si todavía no tienes uno, créalo. Después del evento, podrás enviar una invitación por esta vía al reclutador con el que hablaste, recordándole como le conociste.
Prepara varias copias de tu CV para entregarlos a las empresas, y si tienes, lleva contigo tarjetas de visita. Puede ser una buena idea preparar 2 o 3 versiones de tu CV, cada uno adaptado de acuerdo a cada posición para la que aplicas.

Antes del evento, enumera en puntos que es lo que quieres lograr en el evento. Especifica que es lo que buscas en tu futuro trabajo, con que empresas quieres hablar, cuantos contactos quieres conseguir, etc. Te ayudará a mantenerte despejado durante todo el evento, para que lo aproveches al máximo.

Si puedes conseguir la información acerca de las empresas que van a participar en el evento o feria, familiarízate con su misión, visión y las posiciones abiertas. De esta forma estarás preparado para hablar con los representantes de las empresas que te interesan.

Colecciona tarjetas de visita y toma notas. Aunque puede ser difícil hacerlo en un entorno muy concurrido, es imprescindible para no olvidar con quien hablaste y acerca de que. Tomar notas en el reverso de las tarjetas de visita que has recogido o en un bloc de notas.

Seguimiento

Asistir a un evento de networking es sólo el comienzo. Uno de los aspectos más importantes es dar seguimiento a los contactos conseguidos durante el evento y construir unas relaciones profesionales duraderas. No es importante a cuantas personas has logrado presentarte sino establecer posteriormente una buena relación, así que haz un seguimiento, llama, conectate por LinkedIn, o envia un e-mail a tu nueva red de contactos.

G. P.

Share